Acerca de Cáncer de Cérvix

Tratamiento | Cirugía | Quimioterapia | Terapia de Radiación

Display in English

Tipos de Tratamiento para el Cáncer de Cérvix

Su médico podría recomendarle un tratamiento específico o podría darle la oportunidad de escoger el tratamiento que usted desea recibir. Sin embargo, la mayoría de casos requieren una cirugía o radioterapia. Platique con su médico y otros profesionales de salud sobre cualquier duda o pregunta respecto a sus opciones de tratamiento. Pregunte qué tan eficaz se espera que sea el tratamiento, y cuáles podrían ser sus riesgos y efectos secundarios. Asimismo, la paciente debe considerar sus intenciones de querer tener hijos cuando tome su decisión. Tómese el tiempo que sea necesario para tomar la mejor decisión.

Los médicos están encontrando nuevas maneras de tratar el cáncer de cérvix. Estos nuevos métodos se ponen a prueba en ensayos clínicos. Antes de comenzar el tratamiento, pregúntele a su médico si existe algún ensayo clínico, el cual usted pudiera considerar.

El tratamiento para el cáncer de cérvix es, ya sea, localizado o sistémico.

El tratamiento localizado consiste en remover, destruir, o controlar las células cancerosas en una sola área. La cirugía y la radioterapia son tipos de tratamiento local.

  • Cirugía. Este tratamiento remueve lo más que se pueda del cáncer y frecuentemente cura el cáncer. Este método se emplea en cánceres pequeños que no se han diseminado más allá del cérvix. Existen varios tipos de cirugía para el tratamiento de cáncer cervical. Algunos pueden realizarse de una manera mínimamente invasiva y unos podrían conservar su capacidad de tener hijos. Platique con su médico acerca de las diferentes opciones de tratamiento para su tumor.
  • Terapia de Radiación. Este tratamiento mata las células del cáncer mediante el uso de rayos de alta energía dirigidos directamente hacia el tumor, desde afuera del cuerpo, o con un material radioactivo que se coloca en áreas específicas cerca del cérvix. Las pacientes que reciben radioterapia frecuentemente reciben una dosis baja de quimioterapia a la vez. Esto permite que la radiación funcione mejor. Algunas veces se puede utilizar la radiación en lugar de la cirugía. La radiación funciona tan bien como la cirugía en cánceres pequeños. La radiación también puede utilizarse en el tratamiento de cánceres más grandes.

El tratamiento sistémico destruye o controla las células cancerosas a través de todo el cuerpo. Por ejemplo, la quimioterapia es un tipo de tratamiento sistémico, ya que se desplaza por todo el cuerpo mediante el torrente sanguíneo.

  • Quimioterapia. Este tratamiento utiliza medicamentos para matar las células cancerosas. No es muy efectivo cuando es el único tratamiento que se usa para tratar el cáncer de cérvix. La mayoría de pacientes que reciben quimioterapia para el cáncer de cérvix también reciben radioterapia.

Es probable que usted reciba sólo un tratamiento. También es posible que reciba una combinación de tratamientos.

Lo que Usted Debe Preguntar Acerca del Tratamiento de Cáncer de Cérvix

Es probable que la información que reciba al principio acerca de sus opciones de tratamiento sea abrumante. Usted puede sentirse mejor si se toma el tiempo necesario para obtener toda la información posible acerca de su cáncer y su tratamiento. De esta manera, usted podrá platicar cualquier asunto con sus médicos, enfermeras y seres queridos.

Es posible que le sirva elaborar una lista de preguntas antes de ver al médico. Las siguientes preguntas pueden servirle como un punto de comienzo para otras preguntas que usted quiera hacer. Para recordar la información que su médico le proporcione con facilidad, se recomienda que tome notas durante sus consultas, o pregunte si es posible usar una grabadora. También sería beneficioso llevar a un pariente o amigo(a) a la cita para que participe en la conversación, tome notas, o simplemente escuche.

  • ¿Cuáles tratamientos me convienen mejor y por qué?
  • ¿Cuáles tratamientos no me convienen y por qué no?
  • ¿Qué tan efectivo ha sido este tratamiento en particular para el tipo y etapa del cáncer de cérvix que yo tengo?
  • ¿Puedo continuar tomando otras medicinas durante el período de tratamiento?
  • ¿Cuánto dura el período de tratamiento?
  • ¿Cuánto durará cada tratamiento?
  • ¿A dónde tengo que ir a recibir mi tratamiento?
  • ¿Quién me administrará el tratamiento?
  • ¿Me tiene que acompañar alguien a mis tratamientos?
  • ¿Cómo me sentiré después del tratamiento?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios que puedo esperar?
  • ¿Qué tanto durarán los efectos secundarios?
  • ¿Podré tener hijos después del tratamiento?
  • ¿Seguiré menstruando después del tratamiento?
  • ¿Cuáles efectos secundarios tendría que comunicarles?
  • ¿Me causará problemas sexuales el tratamiento?
  • ¿Qué puedo hacer para calmar los efectos secundarios?
  • ¿Podré ir a trabajar y estar cerca de mi familia?
  • ¿Tengo que cambiar mi alimentación? ¿Qué alimentos no puedo comer?
  • ¿Qué tipo de seguimiento médico voy a necesitar?
  • ¿Qué puedo hacer para reducir la posibilidad de que mi cáncer regrese?
  • ¿Existen estudios clínicos sobre los que pueda averiguar?
  • ¿Hay algún grupo de apoyo cercano al que me pudiera integrar?

Este es el momento de ser honesta con usted misma acerca de los efectos secundarios que usted cree que su cuerpo pueda o no pueda tolerar. Su equipo de salud tiene como deber informarle sobre los efectos secundarios antes de comenzar al tratamiento, pero es su responsabilidad considerarlos seriamente antes de tomar una decisión.

Avances en el Tratamiento de Cáncer de Cérvix

Los científicos están realizando varios estudios sobre el cáncer de cérvix. Se están mejorando los tratamientos con cirugías minimamente invasivas o cirugías minimamente radicales, que funcionan bien para pacientes con este tipo de cáncer.

Hoy en día, la cirugía para el cáncer de cérvix no siempre requiere una herida grande. Un nuevo tratamiento utiliza una herida pequeña que combina el tratamiento de cirugía vaginal con laparoscopia. Esto significa que usted se recuperará más rápidamente y el dolor pos-operatorio será menor. Los estudios también han demostrado que las pacientes que se someten a este nuevo tratamiento pierden menos sangre y se van a casa antes que las pacientes que reciben el tratamiento de cirugía tradicional.

Otro nuevo procedimiento es cervicectomía radical. En esta cirugía, se conserva la parte superior del útero, de manera que la paciente podría intentar embarazarse en el futuro. Ya se han reportado varios embarazos con éxito en pacientes que se han sometido a esta cirugía.

return to top of page volver arriba