Acerca de Cáncer de Cérvix

Tratamiento | Cirugía | Quimioterapia | Terapia de Radiación

Display in English

Objetivo de la Cirugía para el Cáncer de Cérvix

El propósito de la cirugía es remover tanto cáncer como sea posible. Si el tumor es pequeño y se encuentra solamente en el cérvix, la cirugía frecuentemente cura el cáncer. Los tumores pequeños que no se han diseminado se conocen como cánceres de etapa temprana. La cirugía es el tratamiento que más se usa para cánceres de etapa temprana.

Tomando la Decisión de Operarse de Cáncer Cervical

La cirugía se usa más frecuentemente para cánceres pequeños que no se han diseminado. éstos se conocen como cánceres de etapa temprana.

Antes de hacerse una cirugía para el cáncer de cérvix, usted consultará con un oncólogo ginecólogo. Éste es un médico especializado en el tratamiento de cáncer de los órganos reproductivos de la mujer.

Cuando usted se opera, el médico trata de remover el tumor y de no dejar células cancerosas en su cuerpo. El médico considera varios factores para evaluar la seguridad de una cirugía. Los siguientes factores le indican al médico si usted debe o no operarse. Así también le ayudan a determinar el tipo de cirugía que debe realizar.

  • Su edad
  • Su deseo de embarazarse
  • Su salud
  • Qué tanto se ha diseminado el cáncer
  • Las posibilidades de necesitar radiación y quimioterapia después de la cirugía

Existen varios tipos de cirugía para el cáncer de cérvix. Antes de escoger una cirugía, pregúntele al médico lo siguiente:

  • ¿Qué tipos de cirugía debo considerar?
  • ¿Cuál cirugía me recomienda?
  • ¿Curará la cirugía el cáncer?
  • ¿Necesitaré otros tratamientos además de la cirugía?
  • ¿Cómo me sentiré después de la cirugía?
  • ¿En dónde me quedarán las cicatrices?
  • ¿Cómo se verán las cicatrices?
  • ¿Tendré que hacer ejercicios especiales después de la cirugía?
  • ¿Cuándo puedo regresar a mis actividades normales?

¿Qué Ocurre Durante la Cirugía para el Cáncer de Cérvix?

Cuando usted se opera el cáncer de cérvix, el médico trata de remover el tumor y de no dejar que queden células cancerosas en su cuerpo. El cirujano es el único indicado para decidir si el tumor puede extirparse de manera segura. El tratamiento de cirugía para el cáncer de cérvix depende de varios factores.

Las condiciones precancerosas también se conocen como displasia o carcinoma in situ. Estas condiciones no se tratan de la misma manera que el cáncer invasor. Estos tipos de cáncer se encuentran solamente en las capas superiores del cérvix y aún no han invadido a otros tejidos más profundos. El cáncer invasor es el que se ha diseminado más allá de la superficie del cérvix.

Tipos de Cirugía para Condiciones Precancerosas

El tratamiento para condiciones precancerosas depende de qué tan grave sea la lesión. Si usted tiene una lesión precancerosa, es posible que su médico desee mantenerla en observación, si se ha detectado muy temprano. O podría necesitar un procedimiento sencillo, tal como una crioterapia, terapia de rayo láser, o conización.

La histerectomía es otra opción. Sin embargo, existen muy pocas razones por las que se realiza esta cirugía en casos de lesiones precancerosas. A continuación se encuentra una lista de las cirugías más comunes para el tratamiento de condiciones precancerosas.

  • Criocirugía. Éste procedimiento congela y mata las células anormales en el cérvix. El cirujano coloca una pieza delgada de metal, enfriada con nitrógeno líquido, directamente sobre el cérvix para causar el congelamiento. Éste congelamiento mata las células anormales que se encuentran en el cérvix. Éste procedimiento se realiza en el consultorio del médico y usualmente no requiere anestesia.
  • Terapia de Rayo Láser. Éste tipo de cirugía utiliza un rayo fino de luz que genera calor. El calor quema y destruye las lesiones precancerosas. Éste procedimiento se realiza en el consultorio del médico, usualmente bajo anestesia local.
  • Conización. Éste método se considera como un tipo de biopsia. Su médico puede efectuar éste sencillo procedimiento en su consultorio o en una sala de operación, bajo un anestésico local. El médico utiliza un cuchillo láser o un alambre eléctrico para remover un trozo del tejido de la parte exterior del cérvix en forma de cono. Un patólogo examina las células bajo un microscopio para asegurarse que no haya cáncer. Cuando se utiliza el alambre eléctrico, se conoce como procedimiento de escisión electroquirúrgica con asa (LEEP, en inglés).
  • Histerectomía Simple. Éste es un procedimiento de cirugía mayor. El médico remueve todo el útero a través del abdomen o la vagina. Esta cirugía requiere anestesia regional para sedar a la paciente o anestesia general para dormirla. La paciente debe pasar por lo menos una noche en el hospital. Algunas veces se utiliza éste procedimiento en pacientes que se han sometido a más de un tratamiento y ya no tienen suficiente tejido para realizar una escisión electroquirúrgica. También se puede optar por éste tratamiento si la paciente no tiene planes de tener hijos.

Tipos de Cirugía para el Cáncer de Cérvix Invasor

El cáncer invasor quiere decir que el cáncer se ha diseminado más allá de la superficie del cérvix. Las pacientes con cáncer invasor pueden someterse a algunos de los mismos procedimientos quirúrgicos que se utilizan para condiciones precancerosas. El tipo de cirugía que se emplee dependerá de la etapa del cáncer y del deseo de la paciente de tener hijos. A continuación se presenta una lista de los tipos más comunes de cirugía para tratar el cáncer de cérvix invasor. Las descripciones también indican cuándo los médicos típicamente realizan estos procedimientos. Antes de operarse, platique en detalle sus opciones con su médico.

  • Conización. Éste es un tipo de biopsia. El médico podría utilizar éste procedimiento para tratar el cáncer en etapa IA1, si usted desea tener un bebé en el futuro. Éste es un procedimiento sencillo que se lleva a cabo en el consultorio del médico bajo anestesia local. El médico utiliza un cuchillo láser o un alambre eléctrico para extraerle un trozo de tejido de la parte externa del cérvix en forma de cono. Un patólogo examina las células bajo un microscopio. En muchos casos, las pacientes se curan después de un solo tratamiento. Sin embargo, existe una pequeña posibilidad de que el cáncer pueda regresar cuando se utiliza éste tratamiento. Por esta razón, las pacientes deben atender a todas sus citas de seguimiento después del tratamiento. Esto es más común con adenocarcinomas. Cuando se utiliza un alambre eléctrico para realizar esta cirugía se conoce como escisión electroquirúrgica con asa (LEEP).
  • Histerectomía simple (vaginal o abdominal). Éste es el tratamiento estándar para el tratamiento del cáncer invasor en etapa temprana (Etapa IA1). El médico remueve todo el útero a través del abdomen o la vagina. La cirugía requiere anestesia regional o total. La paciente está sedada o dormida y debe permanecer por lo menos una noche en el hospital. Las pacientes se recuperan más rápidamente cuando se les hace la histerectomía vaginalmente. Sin embargo, éste procedimiento es dificultoso si la paciente está obesa. También podrían haber dificultades si existen otros problemas ginecológicos. Por ejemplo, si la paciente tiene tumores en los ovarios no se indicaría una histerectomía vaginal. No es necesario extraer los ovarios y las trompas de Falopio para curar el cáncer de cérvix. Antes de la operación, platique con el cirujano los riesgos y beneficios de remover sus ovarios y trompas de Falopio.
  • Histerectomía Abdominal Radical. Éste tipo de cirugía se utiliza para tratar tumores más grandes generalmente localizados dentro del cérvix (cánceres en etapas IA2, IB1, IB2 y IIA). Durante la cirugía, el doctor remueve el útero, la parte superior de la vagina y el tejido que sostiene al útero en su lugar. El cirujano también remueve los ganglios linfáticos en el área pélvica. El médico puede remover todas estas estructuras a través del abdomen. Esta cirugía requiere anestesia regional o general. La paciente está sedada o dormida y permanece varios días en el hospital. No es necesario remover los ovarios en una histerectomía radical. Esto es importante para las mujeres que todavía están jóvenes. Al conservar los ovarios, la paciente no entra en una menopausia repentina. Éste tipo de cirugía puede llevarse a cabo en una manera mínimamente invasiva con un laparoscopio. Platíquelo con su cirujano.
  • Cervicectomía Radical. Éste procedimiento aún se considera experimental. Sin embargo, se ha venido utilizando más por oncólogos ginecólogos. El médico remueve el cérvix, los ganglios linfáticos de la pelvis y la parte superior de la vagina. Los doctores utilizan éste tipo de cirugía en mujeres cuyo cáncer está en sus etapas tempranas, y que aún desean tener hijos.

¿Qué se Puede Esperar después de la Cirugía para el Cáncer de Cérvix?

La cirugía causa dolor temporal. Normalmente, las pacientes se sienten adoloridas después de unos días después de la operación. El dolor puede controlarse con medicamentos. Platique con su doctor o enfermera acerca de cómo aliviar el dolor.

La cirugía para el cáncer de cérvix también podría causar dolor en la parte inferior del abdomen. Es probable que tenga un sangrado vaginal, cólicos, o un flujo acuoso por algunos días. También es probable que tenga dificultades para orinar o evacuar. Estos síntomas normalmente desaparecerán en unos pocos días.

Es posible que se sienta cansada o débil por un tiempo después de la cirugía. El tiempo de recuperación de una cirugía es diferente para cada persona. También podría depender del tipo de cirugía que le hagan.

También es posible que la cirugía afecte su sexualidad, especialmente si le han hecho una histerectomía. Usted también podría estar triste porque ya no podrá tener hijos. Es importante que su pareja y sus médicos la comprendan y lo platiquen bien antes de la cirugía.

Los siguientes son efectos secundarios después de estos procedimientos:

  • LEEP. También se conoce como conización. Los efectos secundarios de éste procedimiento normalmente incluyen el sangrado y a veces un estrechamiento del cérvix. Cuando el cérvix se estrecha se conoce como estenosis cervical. Esto podría causarle que tenga a un bebé prematuro en el futuro. La mayoría de pacientes pueden regresar a sus actividades normales más o menos un día después del procedimiento. Cuando el cáncer regresa se conoce por recurrencia. Debido a que el cáncer podría regresar, es importante hacerse la prueba del Pap y un examen pélvico rutinariamente después del procedimiento LEEP.
  • Histerectomía. Si le han hecho una histerectomía, usted tendrá que permanecer en el hospital por uno o varios días. Una histerectomía radical es la que más tiempo requiere que se quede en el hospital. La recuperación después de una histerectomía podría durar varias semanas. Después de esta cirugía, usted ya no tendrá su menstruación, ni tampoco podrá tener hijos. Es probable que tenga dificultades sintiendo placer sexual si los nervios resultan dañados. Es probable que le instalen un catéter en la vejiga por varios días después de la cirugía. Platique con su médico acerca de esta opción.
  • Cervicectomía Radical. Si usted se somete a éste procedimiento, aún podría tratar de tener hijos. Existe un riesgo mayor de aborto espontáneo. No todas las pacientes con cáncer de cérvix son buenas candidatas para éste tipo de cirugía.

Asegúrese de atender a todas sus citas de seguimiento médico. Después de la cirugía, usted debe continuar haciéndose las pruebas del Pap y otros exámenes regularmente, y todas las pruebas de imágenes que su médico recomiende. De esta manera, usted puede estar segura de que el cáncer no ha regresado.

return to top of page volver arriba