Acerca de Cáncer de Cérvix

Tratamiento | Cirugía | Quimioterapia | Terapia de Radiación

Display in English

Objetivo de la Radioterapia para el Cáncer de Cérvix

La terapia de radiación es otra manera de tratar el cáncer de cérvix. También se conoce como radioterapia. El objetivo de esta terapia es matar las células cancerosas por medio de rayos X de alta energía. Las pacientes con cáncer de cérvix que reciben tratamiento de radiación normalmente reciben una dosis baja de quimioterapia al mismo tiempo, lo cual puede hacer que la radioterapia funcione mejor. Esto se llama radiosensibilización o quimioradioterapia concomitante. Para el tratamiento de cánceres con tumores pequeños que no se han diseminado bastante, conocidos como cánceres de etapa temprana, la radioterapia funciona tan bien como la cirugía. Esto es bueno saberlo, ya que no todas las mujeres pueden someterse a una cirugía. La radiación también se utiliza para el tratamiento de cánceres con tumores más grandes que se han diseminado bastante, conocidos como cánceres avanzados, y puede ayudar a curarlos.

En algunos casos, usted podría recibir la radioterapia después de la cirugía. Si es así, el objetivo sería asegurarse de combatir cualquier célula cancerosa que haya quedado. O si el cáncer no tiene curación, el objetivo sería tratar de calmar los síntomas, tales como el dolor o el sangrado.

Tomando la Decisión de Recibir Radioterapia para el Cáncer de Cérvix

Si usted decide recibir radioterapia, usted verá a un médico llamado oncólogo radiólogo. Este doctor establece su plan de tratamiento. En el plan de tratamiento se detalla la clase de radioterapia que usted recibirá y el tiempo que durará el tratamiento.

La radioterapia es un tipo de tratamiento localizado. Esto significa que únicamente afecta las células cancerosas en el área de tratamiento. Su médico podría recomendar este tipo de tratamiento en los siguientes casos:

  • Usted tiene cáncer de cérvix que se ha diseminado afuera del cérvix
  • Usted tiene un tumor grande canceroso ubicado únicamente en la pelvis. La radioterapia es el método de tratamiento preferible para tumores grandes cancerosos.
  • Usted necesita tratamiento después de la cirugía para asegurarse que todas las células del cáncer desaparezcan.
  • Usted tiene cáncer de cérvix en etapa temprana, de manera que puede recibir la radioterapia como una alternativa a la cirugía.
  • La radioterapia es tan efectiva como una histerectomía radical en un tratamiento para cánceres pequeños de cérvix.
  • Usted no puede someterse a una cirugía porque tiene otros problemas médicos.
  • Usted necesita tratamiento para reducir el tumor antes de una operación. (Aunque no hay evidencia de que este tratamiento sea mejor que la radioterapia sola).

Hay dos maneras de recibir la radioterapia. Usted podría recibir solamente uno de los tipos de radiación o ambos:

  • La Radiación Externa proviene de una máquina. En inglés, se le llama EBRT, lo cual significa radioterapia de rayo externo. Los tumores son más densos en unas partes que en otras. La radioterapia tradicional emite la misma intensidad de radiación en todo el tumor. Esto significa que algunas partes del tumor podrían recibir muy poca o mucha radiación. Una nueva forma de radioterapia de rayo externo es la radioterapia de intensidad modulada (IMRT, siglas en inglés), ésta ayuda a asegurarse que todo el tumor reciba la misma cantidad de radiación. La terapia IMRT utiliza rayos pequeños de varias intensidades para poder abarcar mejor el tamaño y la forma del tumor.
  • La Radiación Interna es cuando se aplica un material radioactivo adentro del cuerpo. El doctor lo coloca directamente en, o cerca del tumor. Este tipo de radiación también se llama braquiterapia. Braqui significa "cerca de" y se refiere a la proximidad de la radiación con el tumor.

¿Qué Ocurre Durante la Radioterapia de Rayo Externo para el Cáncer de Cérvix?

Este tipo de radioterapia lo puede recibir como un paciente externo. Esto significa que puede recibir su tratamiento en un hospital o en una clínica, pero no tiene que pasar la noche.

Preparándose para el Tratamiento de Radiación Externa

Antes de su primer tratamiento de radioterapia, usted pasará a consulta para planear exactamente en qué parte de su cuerpo necesita que se le dirijan los rayos de la radiación. Este proceso se llama simulación. Esta consulta podría durar hasta 2 horas. Usted puede esperar que ocurra lo siguiente:

  • La paciente se acuesta en una camilla mientras un radioterapeuta utiliza una máquina para definir los campos de tratamiento, también llamados puntos de entrada del tratamiento. El campo es el área exacta del cuerpo en donde el radioterapeuta le apuntará los rayos de radiación. Si usted tiene cáncer en más de un lugar, es probable que necesite más de un campo de tratamiento. El radioterapeuta marca su piel con unos puntos minúsculos con una tinta para tatuaje de color permanente, de manera que la radiación siempre se le aplicará exactamente en el mismo lugar, cada vez que reciba sus tratamientos.
  • También es probable que tenga que hacerse pruebas de imágenes, tales como una tomografía computarizada (scan), para ayudar a los doctores a saber la ubicación exacta de su tumor. Esto también ayuda a apuntarle mejor la radiación.

Los Días que Recibe la Radioterapia

La radioterapia de rayo externo (ERBT) es igual que como si le tomaran una radiografía, con la excepción de que dura unos minutos más y normalmente la recibe todos los días, durante 4 a 5 semanas. La radioterapia externa no duele. Muchas pacientes continúan con su vida normal mientras están en terapia.

Al comienzo de la sesión de tratamiento, un radioterapeuta le puede aplicar bloqueos o protectores especiales para proteger otras partes de su cuerpo, que no necesitan la radiación. El terapeuta alinea la máquina con su cuerpo, de manera que la radiación se dirija exactamente al área que se marcó durante el proceso de simulación. Cuando usted está lista, el radioterapeuta abandona la habitación y enciende la máquina de radiación. Es posible que escuche zumbidos y chasquidos mientras la máquina está produciendo la radiación. Usted podrá hablar con el terapeuta por medio de un intercomunicador durante la terapia. La radioterapia no se siente, o sea que el proceso es totalmente sin dolor. Además, usted no quedará "radioactiva" después del tratamiento.

Al final del tratamiento, el radioterapeuta podría aplicarle radiación adicional directamente al área donde el tumor apareció inicialmente. Esto se conoce como "amplificación".

¿Qué Puede Esperar Después de un Tratamiento de Radioterapia Externa?

La radioterapia afecta las células normales al igual que las células cancerosas. Los efectos secundarios de la radioterapia dependen de la cantidad y del tipo de radiación que usted reciba. Infórmele a su médico de cualquier efecto secundario que sienta.

A continuación se presenta un resumen de cómo pudiera sentirse durante o después de un tratamiento de EBRT:

  • Es posible que le de diarrea, con o sin sangre en las heces. También es posible que tenga dolores abdominales o la sensación de evacuar. Si a usted le dan estos efectos secundarios, éstos normalmente aparecen durante la segunda o tercera semana del tratamiento.
  • Es posible que la piel alrededor del área del tratamiento se irrite. La piel puede aparecer roja, escamosa o escurrir líquidos. También es posible que tenga un flujo vaginal.
  • Es probable que pierda su bello púbico. Algunos le volverán a crecer.
  • Es posible que tenga la sensación de orinar más frecuentemente o todo el tiempo. O también podría tener una sensación de ardor al orinar. Es probable que haya sangre en su orina. Si a usted le dan este tipo de problemas, normalmente ocurren aproximadamente de 3 a 5 semanas durante el tratamiento de radiación.
  • Es probable que se sienta muy cansada o fatigada, hasta por un mes después de haber concluido el tratamiento.
  • Es posible que se le hinchen las piernas. Este efecto es raro, pero ocurre más frecuentemente en las pacientes que han tenido una biopsia de los ganglios linfáticos.
  • Es posible que pierda su apetito o sienta náuseas.

Los siguientes efectos secundarios podrían continuar después de que el tratamiento de EBRT ha concluido. O podrían aparecer años después de que el tratamiento haya concluido.

  • Problemas del intestino, tales como diarrea o dolores abdominales
  • Problemas urinarios, tales como la necesidad de orinar más seguido o tener dificultades para controlar la orina.

Platique con su médico acerca de las maneras en que puede controlar estos efectos tardíos. Además, tenga la seguridad de que la radiación daña los ovarios permanentemente y nunca volverán a producir óvulos. Esto significa que usted quedará infértil y no podrá tener hijos, sin la ayuda médica. Usted también dejará de menstruar y entrará en una menopausia prematura, si es que no ha tenido ya la menopausia.

También es probable que descubra que la vagina se ha estrechado y es menos flexible. El doctor le puede dar un dilatador para ayudarle con este problema. Asimismo, las relaciones sexuales podrían ser dificultosas, ya que la piel de la vagina queda sensible.

Es probable que después de recibir la radioterapia externa usted necesite recibir radioterapia interna.

¿Qué Ocurre Durante el Tratamiento de Radioterapia Interna?

La radioterapia interna utiliza agujas radioactivas o semillas para colocar un material radioactivo adentro de su cuerpo, cerca del tumor, para matar las células cancerosas sin dañar mayor parte del tejido alrededor del tumor.

Hay dos tipos principales de radioterapia interna.

  • Terapia de Implante, también llamada braquiterapia de dosis baja (LDR, en inglés). Este es el tipo más tradicional de radioterapia interna. Este tratamiento utiliza una dosis más leve de radiación. Es posible que tenga que permanecer en el hospital de 2 a 3 días.
  • Braquiterapia de dosis alta (HDR, en inglés), también se llama terapia de implante alternativa. Este es un nuevo tipo de tratamiento. Tal y como su nombre lo indica, este tratamiento utiliza dosis mayores de radiación. Por lo tanto, la radiación se aplica más rápidamente—durante algunos minutos—aunque el procedimiento en total puede durar unas cuantas horas. Usted puede irse a casa el mismo día.

La radiación interna funciona de la siguiente manera:

  • El doctor coloca un material radioactivo adentro de la vagina enfrente del cérvix.
  • El material radioactivo se mantiene en su lugar por un buen rato para matar las células anormales. El tiempo que dure adentro de su cuerpo depende del tipo de radiación interna que le administren. Siempre y cuando el material esté adentro de su cuerpo, usted no puede estar cerca de otras personas.
  • El doctor retira el material radioactivo antes de que usted se vaya a casa.
  • La radiación no continuará en su cuerpo después del tratamiento. De manera que no existe ningún riesgo de exposición a la radiación para otras personas que están cerca de usted.
  • Lo más probable es que usted reciba la radiación interna una vez a la semana durante varias semanas.

¿Qué Puede Esperar Después de un Tratamiento de Radiación Interna?

La radioterapia afecta las células normales al igual que las células cancerosas. Los efectos secundarios de la radiación dependen de la cantidad y del tipo de radiación que se le administre. Asegúrese de informarle al doctor cualquier efecto secundario que usted sienta.

Los efectos secundarios más comunes de la radioterapia interna son los siguientes:

  • Fatiga
  • Cambios en la piel
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Orinar frecuentemente

Es probable que tenga dificultades para tener relaciones sexuales, ya que la piel de la vagina podría quedar sensible. Su médico podría recetarle cremas que contienen estrógeno para aliviar la resequedad vaginal. La vagina podría volverse más estrecha y menos flexible. El doctor le podría recomendar un dilatador para ayudarle a estirar la vagina.

Es importante que usted sepa que la radiación daña los ovarios permanentemente y que nunca volverán a funcionar normalmente. Otros efectos tardíos de la radiación son los siguientes:

  • Daño/lastimadura vaginal
  • Inflamación intestinal crónica, también llamada enteritis por radiación
  • Conexiones anormales del tejido intestinal, conocidas como fístulas.

return to top of page volver arriba